La llegada de Roberto Ramos a Algodoneros; las rectas rápidas

Entre Algodones

Por Rubén Benítez

La llegada de Roberto Ramos a Algodoneros sin duda representa una gran adhesión al equipo, debido a que es un bate zurdo de respeto que le dará fuerza a la columna vertebral del lineup, lo cual es un ingrediente imprescindible en cualquier club que se catalogue como exitoso.

En esa parte fuerte, junto a Jesse Castillo, Esteban Quiroz (los tres zurdos), y los extranjeros que se sumen, harán de Algodoneros un equipo peligroso, y me atrevo a decir que no solo en esa parte, sino en todo el lineup, dado a la profundidad y balance que tendrá en el plano ofensivo.

Ya del acomodo de las piezas se hará cargo el mánager Jolbert Cabrera, quien es un estudioso del beisbol y seguramente hará que la “nave” viaje por un camino, que por más turbulencia que presente, salga bien librado.

Ramos es un bateador que le da profundidad al lineup de Algodoneros.

Cabrera, quien ha fincado su carrera en el aspecto de dirección en Estados Unidos, conoce a Ramos desde sus inicios en las sucursales de Colorado, y a través de esos años se dio cuenta de la capacidad ofensiva que tiene, aunado a que defensivamente se desempeña bien en los jardines (en especial en el derecho), primera base y bateador designado.

El hermosillense fue un gran prospecto en el beisbol de Estados Unidos, pero no pudo  llegar aGrandes Ligas, y no por falta de talento, sino más bien por falta de suerte y porque no estuvo en el momento, la hora, ni en el equipo adecuado.

Prueba de lo que digo quedó palpable en el 2019, cuando con Albuquerque, sucursal Triple A de Rockies de Colorado, literalmente “quemó” la liga, al disputar 127 juegos, en los que bateó para un sólido .309 con 30 jonrones y 105 carreras impulsadas, y con todo y eso, no lo subieron al equipo grande.

Quizás al ver el poco interés de Rockies por su trabajo, hizo que, en el 2019, Ramos emigrara al beisbol de Corea, en el que estuvo dos años, antes de regresar en el 2022 a Estados Unidos con la organización de Medias Rojas de Boston.

Ya con Wrocester, en el 2022 las cosas no salieron como esperaba, porque en 39 juegos solo bateó para .158 con ocho obuses y 16 remolcadas.

En su época con Medias Rojas de Boston.

De ahí en adelante regresó a México con Diablos, que tenía sus derechos de retorno. Ahí jugó el año pasado y este con Guerreros de Oaxaca, club con el que el atraviesa por una gran temporada en este 2024.

Buen movimiento, sin duda, y es seguro que los buenos resultados saltarán a la vista en bien de Algodoneros y de su gran afición.

LAS RECTAS RÁPIDAS

*.-Javier Assad de nuevo lanzó tremenda pelota anoche, pero otra vez no pudo ganar, luego de que Gigantes de San Francisco, gracias a un rally de tres carreras en la parte alta de la novena, venció 7-6 a Cachorros de Chicago.

Assad de nuevo tiró para ganar, pero salió sin veredicto.

El tijuanense siguió con su récord de 5-2 y 2.75 de efectividad, debido a que no gana desde el 15 de mayo pasado, cuando venció a Cerveceros de Milwaukee.

*.-Mañana, Algodoneros de Guasave tiene programada una conferencia desde Barcelona, España, en la que dará a conocer los pormenores de la Semana Catalana del Deporte, en la que va a participar el equipo sinaloense.

La cita es a las 9:00 horas, en tiempo de Sinaloa, a través de Facebook Live, por la página de Algodoneros. No se la pierda.

UN DIA COMO HOY (18 DE JUNIO)

1977.- Reggie Jackson de Yankees de Nueva York dejó no atacó un elevado de Jim Rice, al jardín central, en batazo que fue doblete durante una derrota por 10-4 ante Medias Rojas de Boston. Ante eso, y en pleno juego, fue sacado del juego por el mánager Billy Martin.

Jackson y Martin casi llegan a los golpes en el dogout mientras las cámaras de televisión nacionales observan cada detalle del altercado.

1986: Don Sutton de Angelinos de California se convierte en el lanzador número 19 en la historia de MLB en ganar 300 juegos, venciendo a los Rangers  de Texas por pizarra de 3-1, lanzando la ruta completa con tres hits.

Don Sutton.