Un bateador de buenos recuerdos entre la afición de Algodoneros

PRENSA ALGODONEROS (Nota: Rubén Benítez. Fotos: Cortesía. Producción: Algodoneros)

GUASAVE.- Por Algodoneros de Guasave han pasado jugadores extranjeros que han dejado una profunda huella, y entre ellos tenemos a aquellos elementos que han jugado la tercera base, y que en un alto porcentaje,  son los que han triunfado en el más alto nivel de beisbol.

En ese rubro recordamos a Zelous Wheller, Rich Rentería, Ron Washington, entre otros más, por eso, hoy, en nuestro Viernes de Historia, recordaremos a Greg LaRocca, un hombre que, aunque jugó solo un par de temporadas con Algodoneros, dejó un grato sabor de boca y un gran recuerdo entre la noble afición algodonera.

Su calidad y entrega en el campo hizo que se ganara el cariño de la gente.

Llegó a jugar Grandes Ligas, pero solo por tres temporadas, aunque su talento le auguraba que tendría una larga carrera, sin embargo, fue en Japón en donde se refugió y llegó a jugar con más regularidad.

SU LLEGADA A LA LIGA ARCO Y SU PASO CON ALGODONEROS

Greg, originalmente llegó a la hoy llamada Liga ARCO Mexicana del Pacífico en la temporada 1999-2000, con Águilas de Mexicali, cuando era un gran prospecto de Padres de San Diego, y la experiencia fue tal, que el hecho de haber venido a México, le valió ser ascendido a Grandes Ligas en el primer verano del siglo XXI.

Ese año, jugó en solo 15 duelos, en los que tuvo números de .222 con dos jonrones y cinco carreras remolcadas.

Quizás por el hecho que en el verano del 2000 fue subido a Grandes Ligas por Padres, Mexicali ya no lo repitió, pero no contaba con que los frailes lo liberarían, y fue entones que volvió a la Liga ARCO, pero ahora a jugar con Algodoneros.

Su paso por la Liga ARCO le ayudó a escalar a Grandes Ligas.

En la temporada 2000-2001 tomó parte en 33 juegos con Guasave, alcanzando un promedio de .257 con tres para la calle y 18 remolcadas, pero su entrega y pundonor, no solo hicieron que la afición lo apoyara, sino que logró un contrato para volver a Ligas Mayores; ahora, con Indios de Cleveland.

Ese año Algodoneros entró a postemporada, y a pesar de haber perdido 4-2 ante Venados en el primer playoffs, pasó a semifinales como “comodín”, etapa en la que perdió ante Hermosillo, que se llevó la serie 4-0.

En la campaña 2001-2002, bateó para un robusto .316, con el que bien pudo haber sido campeón del rubro, pero los turnos legales no le alcanzaron. Ese año pegó 12 jonrones y produjo 32 carreras.

El campeón de bateo de la temporada en mención, fue el hoy coach de Algodoneros, Ramón Orantes, al cosechar un promedio de .313.

Ese año, Algodoneros quedó eliminado en la temporada regular, y por ende, de la contienda de los playoffs.

UNA HAZAÑA INOLVIDABLE

En la historia de la Liga ARCO se han bateado ocho ciclos en juegos de nueve entradas y tres más en duelos de extrainnings, pero el único jugador de Algodoneros en haber conectado sencillo, doble, triple y jonrón en un mismo encuentro, es precisamente Greg LaRocca.

LaRocca es el único jugador de Algodoneros en haber bateado el ciclo.

Lo hizo en un juego disputado en el hoy llamado Kuroda Park, la noche del 27 de octubre del 2001, ante Cañeros de Los Mochis.

Esa hazaña le valió llamar la atención para conseguir el contrato de Grandes Ligas que firmó con Cleveland.

LAS GRANDES LIGAS Y JAPÓN

Luego de lograr una firma con Padres de San Diego en 1994, a Greg le costó seis años llegar al máximo nivel, porque su debut en Grandes Ligas llegó en la campaña 2000, la noche del 7 de septiembre del 2000, en un duelo en el que se fue de 3-1 contra Gigantes de San Francisco.

Tras disputar 137 juegos en Las Vegas, sucursal Triple A de Padres, fue ascendido al equipo grande en la expansión de los rósteres del mes de septiembre.

Su estilo de juego era muy aguerrido.

En 13 juegos bateó para .222 con dos remolcadas. Luego de eso fue liberado y tomado por Indios de Cleveland, con el que tuvo 21 juegos en el 2002, bateando para .269 con cuatro impulsadas.

Su último año en el Big Show fue en el 2003, en los que solo vio acción en cinco encuentros, bateando para .333.

El juego de su despedida del mejor beisbol del mundo llegó el 23 de septiembre del 2003, ante Mellizos de Minnesota. Bateó de 4-1.

Tras cumplir su ciclo en Grandes Ligas, se refugió en la fuerte liga de Japón, en la que estuvo del 2004 al 2010, con equipos como Hiroshima, Yakult, Orix y Surpass.

En esos siete años tomó parte en 583 juegos, en los que bateó para .290 con 123 jonrones y 372 carreras remolcadas.

Aunque en Japón desarrolló su máximo potencial, LaRocca es un pelotero muy bien recordado en Guasave, a pesar de haber estado en una época del club.

Hoy en día se dedica a entrenar jóvenes en una academia que tiene en Estados Unidos. Ahí preparara a prospectos que tienen reales posibilidades de lograr una firma para Grandes Ligas.

PERFIL

Nombre: Gregory Mark (Greg) LaRocca

Fecha de nacimiento: 10 de noviembre de 1972

Lugar: Oswego, Nueva York

Posición: Tercera base

Tira y batea: Derecho

Mide. 1.80 mts

Pesa: 83 kgs

En Japón compitió contra el ex Algodonero, Julio Zuleta.